Las Mejores Películas De 2020, El Año En El Que Cambió La Industria Del Cine

emalia
0

Finalizado 2020, todos podemos coincidir en que recordaremos este año como el de la pandemia que puso patas arriba la industria del entretenimiento (entre otras). La producción y estrenos de películas sufrió un parón de varios meses a nivel mundial, y en el último tramo del año las plataformas de streaming se han convertido en una primerísima fuerza de exhibición, planteando la necesidad de reformular las ventanas de cine, formatos domésticos y televisión que antes eran casi inamovibles, todo con anuncios -como el de Warner y su decisión de estrenar simultáneamente en salas y HBO Max- que han vuelto del revés la industria de cara a 2021.

2020, ya casi finalizado, deja un año singular, donde se han suspendido festivales, otros han experimentado una curiosa nueva vida en digital y se ha experimentado con formatos mixtos de exhibición (con estrenos solo en digital, o en digital premium, o simultáneo en salas y streaming). Por eso, nuestra lista de este año es peculiar y no se restringe únicamente a lo estrenado en cines, como suele ser habitual. Hemos picoteado lo mejor de 2020 incluyendo salas, estrenos en digital e incluso alguna película vista en el apartado digital de los festivales, si estos han tenido alcance nacional.

Así que con este panorama absolutamente extraordinario muy presente, comenzamos el repaso. Estas son las mejores películas que hemos visto este 2020.Las mejores películas de 2020El faro

Estupenda segunda película de Robert Eggers, que ya tomó al asalto el cine de terror hace unos años con la magistral 'La bruja'. En este caso deambula por unos códigos menos claros, pero sigue recurriendo a la cita de clásicos, como las historias de espectros marítimos de William Hope Hodgson. Su radical apuesta por la fotografía en blanco y negro y su asfixiante formato casi cuadrado refuerzan las brillantes interpretaciones de Robert Pattinson y Willem Dafoe dando vida a dos fareros cuyo confinamiento comienza a hacerles perder los papeles. 1917

La primera película de Sam Mendes tras abandonar la franquicia de James Bond fue una de las más aclamadas por la crítica durante este año, y ganó tres Oscars técnicos (entre ellos, muy merecidamente, a la extraordinaria fotografía de Roger Deakins) y Globos de Oro a mejor drama y mejor director. Su gancho comercial es que esta historia narrada desde las trincheras de la I Guerra Mundial transcurre con un solo plano secuencia, pero '1917' va más allá: los dos soldados protagonistas (Dean-Charles Chapman y George McKay), embarcados en una misión imposible para impedir una masacre inyectan humanidad a una historia que podría haber quedado en mero exhibicionismo técnico.Aguas oscuras

El rey del melodrama perverso Todd Haynes se sumerge en esta ocasión en un thriller con un punto de vista muy original y que cuenta con la inestimable participación de un Mark Ruffalo centrando prácticamente toda la acción y esquivando con fortuna los tópicos del thriller judicial. Todo su secreto reside en la conversión del protagonista de abogado corrupto a sueldo de las compañías que contaminan el agua a hombre comprometido con la lucha por el medio ambiente. El dilema de un negocio nocivo para la salud de un pueblo pero necesario económicamente es el núcleo de una película sobria y equilibrada, y uno de los dramas del año.

El lago del ganso salvaje

Una pequeña maravilla en forma de drama criminal que retoma algunas de las constantes que el chino Diao Yinan ya planteó cinco años atrás en ‘Black Coal’. Aquí se deja llevar aún más por los tópicos de una pieza del género negro, con un criminal buscado por asesinato y que cuenta su historia a base de cautivadores flashbacks. Sensorialmente, sin duda, una de las experiencias del año, que se toma tiempo para retratar el día a día de ladronzuelos de poca monta, tanto como crímenes más ambiciosos. Una película visualmente única y con una reflexión de su autor muy contundente sobre la deriva del país. Aves de presa

En el año que ha acabado suponiendo un extendido hiato para Marvel, DC ha aprovechado para terminar de definir su universo de ficciones como un lugar donde cabe todo. Más irregular que su competencia, sin duda, pero también más sugestivo: continuando con la racha desenfadada de 'Aquaman' y 'Shazam', 'Aves de Presa' reformula a la Harley Quinn que conocimos en 'Suicide Squad' con una película sorprendente, trepidante y que se ganó las inevitables críticas por hacer bien las cosas. Quizás no del todo redonda a causa de una segunda mitad renqueante, pero preferible a la cansina gravedad impostada de 'Joker' y al regreso, otra vez, a la solemnidad snyderiana con 'Wonder Woman 1984' Solo nos queda bailar

Desde hace tiempo, bailar se puede considerar (también) un acto político. Y en unas ocasiones, más que en otras: esta extraordinaria película de Levan Akin premiada en Sevilla y Valladolid, entre otros festivales de todo el mundo, nos introduce en el mundo de la danza georgiana, atlética y exigente, y en el descubrimiento de de su verdadera sexualidad de un bailarín no tan tradicionalmente viril como sus compañeros. A la vez declaración anti-homófoba y película de superación personal, su exquisita sensibilidad brinda uno de los mejores dramas de 2020.Sonic. La película

La película que necesitábamos para recuperar la fe en las adaptaciones de videojuegos al cine no es perfecta, pero sí lo suficientemente divertida como para garantizar un buen rato de nostalgia y cine familiar a la antigua usanza. Con más chistes bien aterrizados de lo que cabría esperar, un Jim Carrey estupendo como Robotnik y un Sonic inesperadamente simpático, 'Sonic. La película' acabó convirtiéndose a causa de la cuarentena en una de las películas más taquilleras del año. Y se lo merece. Manhattan sin salida

Chadwick Boseman ('Black Panther'), Sienna Miller o J.K. Simmons son algunos de los nombres propios más relevantes y carismáticos del reparto que pone cara y ojos a un artefacto de suspense modesto, fugaz y que recuerda a los buenos tiempos del cine de género de los setenta: duro, áspero y sencillo. Brian Kirk (curtido en televisión en series como 'Juego de tronos' o 'Penny Dreadful') va directo al grano con la historia de un policía de Nueva York que investiga contrarreloj el asesinato de varios colegas. Pronto surge la conspiración en una historia que solo quiere entretener con una propuesta de género digna y urgente. Lo consigue de sobra.El hombre invisible

Excelente muestra de fantástico militante por parte del productor Jason Blum, que hace suyo el propósito de Universal de reformular sus monstruos clásicos, propósito que se frustró parcialmente con la fallida 'La momia' con Tom Cruise. Aquí coge al monstruo que precisa menos alharacas de toda la fauna Universal y lo plantea como una alegoría del abuso doméstico, devolviendo al célebre mad doctor al terreno de la infravalorada 'El hombre sin sombra' de Verhoeven. El resultado, gracias a una extraordinaria interpretación de Elisabeth Moss y una tensa y ajustada dirección de Leigh Whannell, es una de las mejores películas de terror de 2020, y un merecido bombazo de taquilla. La famosa invasión de los osos en Sicilia

En un año que tuvo un arranque no muy lucido para el cine de animación, esta delicia francesa de diseños exquisitos y humor de baja intensidad es, sin duda, uno de los estrenos animados del año. Aquí, Lorenzo Mattotti adapta un cuento infantil de Dino Buzzati dividido en dos partes. Primero, la historia de la integración de un osezno entre humanos. Después, sin dejar de lado su sencillez y su carácter de fábula, el grafismo y la moraleja de la película se oscurece y enhebra una singular sátira para todos los públicos.Vivarium

Estrenada en la plataforma digital que su distribuidora dispuso durante el confinamiento y luego redirigida a Movistar+, esta peculiarísima película de ciencia-ficción alegórica se vio en el festival de Sitges del año pasado. Es una extrañamente apropiada sátira de la vida en los barrios residenciales y de las parejas que sustituyen su vacío existencial con simulaciones de vidas perfectas. Su tono a lo 'Twilight Zone' y las estupendas interpretaciones de Jesse Eisenberg y Imogen Poots (especialmente esta última, de arrolladora presencia) redondean una película modesta, potente y que cojea en su conclusión, pero que se mantiene como una de las apuestas más singulares de ciencia-ficción del año. Bacurau

Posting Komentar

0 Komentar
Posting Komentar (0)
To Top